40 años de excelencia

FacebookTwitterGoogle+Share

Por Carla de Jesús Martínez
Primera Hora

lunes 12 de marzo de 2012

Foto: Gabriel López Albarrán / Primera Hora

En el 1972, en el terreno de una hacienda azucarera en el valle del Turabo, se construyó un colegio universitario concentrado en programas académicos de educación, administración de empresas y ciencias sociales. Cuarenta años después, esa pequeña institución llamada la Universidad del Turabo (UT) ha evolucionado convirtiéndose en una universidad distinguida con siete escuelas especializadas que abarcan grados desde cursos técnicos hasta doctorados.

Dicha institución es la segunda fundada por el Sistema Universitario Ana G. Méndez y ofrece alrededor de 25 especialidades en los programas de Administración de Empresas, Asuntos Públicos y Educación, entre otros.

De acuerdo con Dennis Alicea, rector de la UT, la institución ha pasado de ser una opción de estudios regional a una universidad que recibe estudiantes de todo Puerto Rico, quienes llegan atraídos por sus ofrecimientos académicos. Por ende, no es de extrañar que la matrícula estudiantil haya aumentado de alrededor de 7,500 estudiantes en la década del 90 a sobre 15,000 en la actualidad, incluyendo los seis centros universitarios que tiene la institución en Cayey, Isabela, Ponce, Barceloneta, Yabucoa y Naguabo.

Educación de calidad

“A pesar de que hemos tenido un gran aumento cuantitativo, nuestra meta es seguir destacándonos en lo cualitativo”, indicó Alicea. Movidos por esa ideología es que la institución se ha concentrado en tener currículos especializados, lo que se ha demostrado por las diferentes acreditaciones adquiridas a través de los años.

El rector indicó, además, que ya que están conscientes que tener una facultad de primera es clave para proveer una educación distintiva, la UT se ha concentrado en seleccionar profesores altamente cualificados. “Para nosotros, contar con una buena facultad es prioridad.  Por eso es que el 57% de los profesores tienen doctorados”, indicó el rector. Otro recurso significativo que tiene la institución es la Biblioteca Virtual.

De acuerdo con Alicea, la misma es reconocida como el recurso bibliográfico más grande en Puerto Rico. En el presente, la UT ofrece certificaciones, grados asociados, bachilleratos, maestrías y hasta doctorados en diferentes especialidades, entre ellas, los programas doctorales de Ciencias Ambientales, Negocios y Empresarismo, Educación y Medicina Naturopática, este último siendo el único ofrecido en Puerto Rico y el Caribe.

Además, conscientes del perfil del estudiante actual, en el que la mayoría tiene otras responsabilidades seglares, gran parte de los programas ofrecen la flexibilidad de estudiar en términos, horarios nocturnos, sabatinos y hasta tomar cursos en línea.

Más allá que educar

Por otro lado, Alicea indicó que la institución se concentra en proveer un balance entre la educación universitaria,

la preparación para entrar al mundo laboral y, a la vez, mantener una tradición y promover la cultura. Por ende, la universidad, además de enfatizar la educación de calidad, apoya proyectos de investigación, cultura, comunitarios y deportivos.

Entre los planes futuros, Alicea mencionó que estarán construyendo una nueva Escuela de Salud para ampliar los programas de salud y las clínicas comunitarias; crearán una nueva Escuela de Diseño y, en la Escuela de Ingeniería, se añadirá el grado en ingeniería civil.

Descargue la versión en PDF aquí.

Correo electrónico: dalicear@suagm.edu